Qué son las ITS y cómo prevenirlas

En esta ocasión vamos a conocer qué son las ITS, un problema que afecta a un alto porcentaje de la población, de manera que deberemos poner todo lo que esté a nuestro alcance como medida para la prevención.

Las ITS son infecciones de transmisión sexual que en estos momentos preocupan más de lo acostumbrado, debido a que en los últimos años se ha experimentado un gran crecimiento en gran parte de países de todo el mundo, lo cual significa que hay que buscar alternativas que permitan cortar su expansión, y para ello es necesario recurrir a la prevención.

Qué es una ITS

Una ITS o infección de transmisión sexual es una enfermedad de transmisión sexual, es decir, las conocidas como ETS y que también habitualmente se denominan enfermedades venéreas.

Básicamente estamos hablando de un conjunto de enfermedades infecciosas y contagiosas que se transmiten entre personas a través del contacto sexual muy especialmente durante las relaciones sexuales. No obstante, también existen otros medios de transmisión como puede ser el contacto con la sangre, con las secreciones, e incluso por el uso de jeringas contaminadas.

También existe un alto riesgo de contagio en el caso de que la paciente se encuentre embarazada, y dicho riesgo aumenta todavía más durante el parto, pero cabe destacar que en este caso no entran todas las enfermedades de transmisión sexual, sino algunas determinadas.

Por norma general, las enfermedades de transmisión sexual se producen a partir de bacterias o virus, pero cabe destacar que en algunos casos también nos podemos encontrar hongos y protozoos como originarios de la enfermedad.

Algunas de las enfermedades venéreas o enfermedades de transmisión sexual más habituales son la gonorrea, el herpes, la hepatitis B, las verrugas genitales, la clamidiasis, el VIH, el VPH o virus del papiloma humano, el molluscum contagiosum, las ladillas o piojos púbicos, la sarna, la sífilis, la tricomoniasis, el chancroide, el granuloma inguinal, la vaginosis bacteriana, la EIP o enfermedad inflamatoria pélvica, la cervicitis mucopurulenta, el linfogranuloma venéreo, etcétera.

Desde hace muchos años, las enfermedades de transmisión sexual han sido muy frecuentes en un alto porcentaje de la sociedad a lo largo de todo el mundo, pero la preocupación en la actualidad ha aumentado considerablemente debido al fuerte crecimiento en los últimos años.

Cabe destacar que a día de hoy existen tratamientos y remedios mucho más efectivos gracias a los avances en el diagnóstico y gracias también a los avances terapéuticos, con lo cual se puede proceder a detectar la enfermedad con antelación y con más eficiencia, mientras que los tratamientos nos ofrecen resultados mucho más interesantes.

Sin embargo, al haber algunas de ellas que se contagian con mucha facilidad, en poco tiempo el crecimiento puede ser exponencial, de manera que es esencial que mantengamos el máximo cuidado y protección, para lo cual os recomendamos los siguientes consejos.

Cómo puedo prevenir las ITS

Para poder prevenir las ITS o enfermedades de transmisión sexual, es importante comenzar con una adecuada educación sexual con el objetivo de conseguir que la población conozca cada uno de los tipos diferentes así como las posibilidades de contagio.

Por otra parte, garantizar la máxima higiene en los órganos sexuales es algo imperativo, utilizando de forma diaria agua y jabón y garantizando que no queda ningún resto de humedad.

A su vez, en el momento en el que se mantienen relaciones sexuales, es imprescindible utilizar mecanismos protectores como puede ser el preservativo, pero cuidado, porque hay que tener en cuenta que, aunque aumenta mucho la protección, en determinadas infecciones y enfermedades no vamos a estar cubiertos del todo, por lo que es esencial llevar cuidado en este sentido.

Cabe destacar que una de las razones por las que ha aumentado considerablemente la incidencia de este tipo de enfermedades se debe sobre todo al hecho de que en nuestra cultura ha habido una liberación sexual que considerar las restricciones sexuales tradicionales como algo a combatir, un movimiento en el que las mujeres han formado no sólo una parte importante, sino que de hecho ha sido la más activa, llegando incluso a acostarse con varias personas a las que desconoce sin mantener ningún tipo de protección.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *