El sida enfermedad peligrosa y de cuidado

A pesar de que existen cifras alentadoras que indican que en los últimos 8 años se han reducido en 17% las infecciones provocadas por el VIH, es innegable su presencia en todo el mundo.

De allí que en 1998 se establecería el primer día de diciembre como el día mundial de la lucha contra el Sida, para generar conciencia, mostrar avances e impulsar la prevención, atención y tratamiento de los afectados por el síndrome. El desconocimiento de esta enfermedad ha contribuido al rechazo y exclusión de las personas que la padecen. Es por esta razón que batallar contra el Sida no se trata únicamente de las contribuciones medicas para su tratamiento y cura, sino del apoyo moral y psicológico que se les pueda brindar.

En cuanto a la patología para saber de qué se trata el SIDA (síndrome de inmunodeficiencia adquirida), es necesario saber que es el VIH (virus de inmunodeficiencia humana), el VIH es un virus que destruye paulatinamente las defensas, debilitando el sistema inmunológico de las personas y dando a que otras enfermedades lo ataquen.

El SIDA por su parte, es la incapacidad del sistema inmunológico para combatir las afecciones y se desarrolla cuando la infección por VIH llega a una etapa avanzada. La presencia del SIDA solo se puede evidenciar a través de una prueba de sangre, debido a que sus síntomas son similares a los de otras enfermedades.

Origen. Aunque los inicios del SIDA datan de los años 80, existen varias hipótesis en torno a la causa que origino esta enfermedad. La más reconocida actualmente señala que proviene del virus de inmunodeficiencia de simios (VIS), transmitido al hombre a trabes del chimpancé, específicamente del mono africano. En Venezuela, fue en el año 1983 cuando dos médicos del instituto de inmunología de la universidad central de Venezuela, descubrieron el primer caso de VIH positivo en el país.

Hablando de los síntomas. Los signos que presenta el paciente son: fiebre, dolor del cuerpo y escalofríos, síntomas más comunes de una gripe fuerte, sin embargo existen personas VIH positivo ningún tipo de señal ocho o diez años después de adquirido el virus, aunque pueden transmitir la enfermedad. Las personas con SIDA suelen ser afectadas por infecciones oportunistas (llamadas así por que aprovechan la ocasión para atacar a los enfermos por VIH, pero no son capases de producir enfermedades en personas con un sistema inmunológico normal).

La transmisión un factor más que importante. Sexo sin protección. Es la primera forma de contagio, ocasionada por mantener relaciones sexuales sin el uso de preservativo o condón. Contacto sanguíneo directo. Las transfusiones de sangre, el uso de agujas o jeringas contaminadas, realizarse tatuajes o a través de cortadas. De la madre al bebe. Una madre afectada por el VIH transfiere la enfermedad a su bebe a través de la placenta, por el canal vaginal durante el parto o en la lactancia mediante la leche materna. El VIH no es transmitido por insectos, animales domésticos, compartir utensilios, contacto con savilla, lagrimas, transpiración, heces u orina.

El tratamiento. A pesar de la ciencia y el desarrollo que ha logrado la investigación sobre el SIDA, no aun una vacuna efectiva. Sin embargo, en la actualidad existen alrededor de quince fármacos para tratar el VIH, conocidos como antirretrovirales  que ayudan a fortalecer el sistema inmunológico, además de alargar considerablemente la supervivencia de la mayoría de los pacientes infectados. El apoyo psicológico es indispensable para el VIH positivo el apoyo psicológico que puedan brindarle a los pacientes familiares y personas cercanas.

Demostrarle que te importa su bienestar, darle ánimos y hacerle saber que esa condición no es impedimento para salir adelante, son maneras de contribuir a que mejoren tanto su ánimo como su calidad de vida. Del mismo modo. Es importante acudir al psicólogo o psiquiatra quienes ayudaran al paciente a enfrentar el difícil tratamiento de esta infección. El paciente infectado, por su parte, debe asumir con responsabilidad su enfermedad, asistir al médico para recibir medicación adecuada, aceptar la colaboración de familiares y amigos le presten y tomar en cuenta ciertas recomendaciones adicionales como: dormir ocho horas diarias, evitar las preocupaciones, realizar ejercicios suaves.

Por último la prevención es el método más efectivo para reducir el riesgo de contraer el SIDA:

  • Utiliza el preservativo, evita las relaciones ocasionales, procura tener una sola pareja y tomate tu tiempo para conocerla antes de tener contacto sexual.
  • Asegúrate que las transfusiones de sangre estén libres de virus antes de someterse a ellas, evita el consumo de drogas, no te sometas a ninguna técnica (acupuntura, tatuajes, piercings) si no confías en las condiciones de esterilidad de los materiales.
  • Para las mujeres embarazadas VIH positivas es fundamental recibir asesoría oportunamente sobre los riesgos que corre ella y el bebe y así tomar las medidas adecuadas.

En cualquiera de los casos acude al médico de inmediato si sospechas que padeces del virus. El lazo con cinta roja es un símbolo distintivo que se utiliza para aumentar la conciencia sobre esta enfermedad.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *