CREMAS ESPERMICIDAS

En el mercado se encuentran múltiples presentaciones de métodos anticonceptivos, que le permite a la persona o a la pareja elegir aquel que mejor se adapte a sus gustos y necesidades. Siempre han existido cremas espermicidas, que son preparaciones que contienen algunas sustancias que provocan la muerte de los espermatozoides, evitando el ascenso de los mismos a lo largo del útero femenino hacia la fecundación.

El método consiste en colocar crema espermicida en el cuello uterino, de forma distribuida para evitar el ascenso de los espermatozoides por el tracto genital femenino. Se debe aplicar por parte de la mujer de forma previa al acto sexual, lo que requiere su planificación previa. No todas las mujeres tienen la suficiente práctica para su correcta aplicación. Una colocación incorrecta aumenta las posibilidades de un embarazo.

Las cremas espermicidas utilizadas de forma aisladas tienen una baja efectividad en evitar la concepción. Si constituyen una alternativa eficaz para ser combinada con otro método anticonceptivo como el diafragma. También puede ser un complemento para otros métodos de barrera como los preservativos.

Hay que tener en cuenta que múltiples variables actúan sobre la efectividad de las cremas espermicidas, haciendo variar su potencial de acción. Depende desde la forma de aplicación, el tiempo que transcurre hasta el acto sexual y las características de la crema espermicida. Normalmente no tiene ninguna fragancia ni produce reacciones alérgicas indeseadas en el cuerpo femenino.

Las cremas espermicidas además de tener un pobre resultado en la prevención de la concepción tampoco contribuyen a evitar las infecciones de transmisión sexual.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *