Uso y eficacia del diafragma anticonceptivo

Siendo un medio anticonceptivo natural, el diafragma anticonceptivo ha sido asimilado durante tiempo con una mala eficacia. Por esta razón, una fundación americana independiente ha evaluado durante 15 años, gracias a 7 estudios clínicos, diferentes aspectos: eficacia, funcionalidad, aceptabilidad, etcétera.

Autor: Pexels-Pixabay

La satisfacción

El 87% de las mujeres que ha probado el diafragma anticonceptivo de talla única se declara satisfecha y desea utilizarlo como medio de prevención del embarazo. Solamente el 2,4% de las mujeres que lo han probado, no ha conseguido adaptarse al diafragma de talla única. El 80% de las mujeres ha conseguido colocarlo tras un primer intento. Después de seguir los consejos de un profesional de la salud, el 98% de las mujeres ha sabido colocarlo correctamente.

La eficacia del diafragma anticonceptivo

Primeramente conviene diferenciar la eficacia teórica de la eficacia práctica. Para ofrecer un ejemplo, la píldora tiene una eficacia teórica del 99%. Pero en la práctica, se da un 8% de embarazos al año, es decir un 92% de eficacia práctica. Si el uso del anticonceptivo no es perfecto, su eficacia se reduce.

Siendo un medio anticonceptivo mecánico, la eficacia teórica y práctica, y los problemas del diafragma son equivalentes a los de un preservativo masculino. Su eficacia mejora con el tiempo, es decir con el aprendizaje del uso correcto. La tasa de fracasos constatada durante los estudios con el diafragma anticonceptivo de talla única son únicamente debidos a un mal uso del aparato.

A diferencia del diafragma anticonceptivo, un preservativo se puede utilizar por cualquiera, sin ningún tipo de informaciones específicas. El diafragma anticonceptivo es económico puesto que cuesta aproximadamente 37,95 € en farmacia y dura 2 años. El gel anticonceptivo cuesta aproximadamente 9,95 € y sirve para 15 usos. De media, el uso del diafragma cuesta 8,5 € mensuales.

Colocación correcta

Para que el uso del diafragma sea eficaz, hay que colocarlo cada vez que se tiene una relación sexual, colocarlo correctamente, comprobando que el cuello del útero esté bien cubierto por la copa del diafragma, aplicar gel contraceptivo en cada uso del diafragma, y solamente retirarlo tras un plazo mínimo de 6 horas después de la última relación sexual. Para que sea eficaz, un método anticonceptivo debe adaptarse al modo de vida de cada mujer. Sin lugar a dudas, la eficacia de cualquier método anticonceptivo depende fundamentalmente de su uso correcto, por esta razón conviene probarlo antes de mantener una relación sexual, dejando que el propio cuerpo se adapte a un cuerpo extraño, evitando así cualquier tipo de molestias.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *